Tag Archives: derechos de las mujeres

Algunas frases hechas sobre el aborto

20 Jun

Todos los que me conocen saben que estoy en contra de la legalización del aborto. Sin embargo, en estos últimos años, después de miles de discusiones muy poco fructíferas, me callé un poco, me limite a la hora de hablar del tema con la pasión que me caracterizaba. Un poco porque me cansé de no llegar a nada (en estos temas usamos razonamientos tan paralelos y partimos de supuestos tan distintos que es complicadísimo llegar a puntos en común), y otro poco porque muchas veces creo que nos alejan de la cuestión de fondo: los abortos pasan, y, por lo menos yo, quiero evitarlos. Sin embargo, la predominancia que tuvo el tema en estas semanas, me hizo reflexionar sobre las miles de incoherencias que existen, y de discursos prefabricados y frases hechas, que en vez de sumar, restan.

En primer lugar voy a ser un poco autocrítica y decir que me choca la expresión “sí a la Vida”, o la definición de ‘pro vida’ para definir a alguien en contra de la legalización. Yo misma la uso muchas veces para identificar mí postura, pero me molesta que la gente la saque solo cuando llega el momento de votar o manifestarse. ¿Qué pasa todos los demás días en los que las mujeres efectivamente abortan? ¿Qué pasa con las mujeres que mueren por practicarse abortos en malas condiciones? Este último punto sé que le da un par de motivos para que gente ‘del otro lado’ se defina a favor de la vida. Personalmente creo que ser pro vida es atacar los motivos que causan abortos, buscar soluciones para proteger tanto la vida de la madre como la del hijo (en este sentido me parecen muy interesantes los argumentos de la organización Feminists for Life), y comprometerse diariamente (no solo cuando las papas queman) por ello. No tomarse la pastilla de que el aborto existe o no dependiendo de su situación legal.

También me molesta la expresión “pro choice” o “el derecho de las mujeres a elegir” ¿Eligen realmente las mujeres? Se puede argumentar que en algunos casos sí, pero ¿Qué tienen para elegir las que se les plantea tener un hijo o dejar de lado su futuro profesional? O ¿Tener un hijo o sumirse en la pobreza? ¿Qué tiene para elegir quien aparentemente no tiene opción? ¿O quienes tuvieron una educación sexual lamentable y no tienen control sobre los métodos anticonceptivos que usan? (Sobre este tema también recomiendo los argumentos de Feminists for Life). Si reivindicamos el derecho a decidir, deberíamos habilitar nuevas y variadas opciones (mejorar las leyes de adopción y exigir leyes que protejan a la maternidad, por ejemplo). Se habla mucho de que las mujeres pobres están condenadas a métodos abortivos poco sanitarios y que las mujeres ricas tienen mejores opciones, ¿no pasa lo mismo con ser madre?, ¿No se estará convirtiendo en un privilegio?

Sobre este tema me gustaría precisar que siempre se deja de lado a los hombres del discurso, sé que es un tema delicado y difícil, más teniendo en cuenta que es la mujer la que tiene al bebé adentro suyo nueve meses, y la que, en muchos casos, tiene que cargar con el estigma de tener una panza cuando las condiciones no son las ideales. Ni que hablar de los padres que se borran, o los que tiran unos pesos para “solucionar” el problema. Pero, ¿No es ese el problema?  ¿El de excluir a los hombres totalmente del discurso y del problema del aborto? Más cuando muchas veces son ellos los que llevan (directa o indirectamente) a las mujeres a abortar, o es la sociedad machista la que pone todo el peso de los hijos sobre las mujeres y la que lleva a que muchas no tengan control sobre los métodos anticonceptivos que usan. Creo que para verdaderamente encontrar una solución que ayude a las mujeres, es fundamental integrar a los hombres al discurso, darles responsabilidad a la hora de aceptar obligaciones y construir la solución. Sé que no es fácil, pero hasta que no lo logremos vamos a seguir condenando a las mujeres a vivir el aborto en soledad.

Podría seguir con frases hechas o discursos que me molestan sobre el aborto, pero no terminaría más. Sé que pueden ser muchas las discrepancias que generen y los puntos flojos de mis argumentos y por eso invito a todos los que quieran a debatir. Sigo convencida de que el mayor problema con respecto al aborto es que el tema se polariza y se evitan ver puntos y preocupaciones en común para buscar soluciones reales, y que la única forma de conseguirlo es poniendo nuestras opiniones sobre la mesa con sinceridad y respeto, sin descalificar a nadie por pensar distinto. Quizás esa sea una de las razones por las que voto el 23 (además de porque creo que más allá de todo el aborto no es una solución lícita en la gran mayoría de los casos), porque quiero que entre todos decidamos, para que aceptando la resolución- le pese a quien le pese- podamos en serio buscar arrancar el problema de raíz.

Michelle.

Anuncios