Más allá de las máscaras

23 May

 

Confieso una cosa, los discursos sobre la diversidad me molestan. No porque no esté de acuerdo en que todos merezcamos un lugar a pesar de nuestras diferencias,  sino porque tienden a reducir el término, lo hacen superficial. Diverso pasa a ser una orientación sexual diferente a la “norma” (y manifestada de una cierta manera), o una minoría étnica o racial. Creo que en el fondo todos esos discursos -de manera inconsciente- obvian lo diverso dentro de lo diverso, y la diversidad que está dentro de cada uno de nosotros.

Si ráscas un poco, todos somos distintos.

Todos tenemos esos mini detalles que nos hacen únicos, diferentes.  A veces parece que esos detalles molestan, ¿Cuántos de los defectos  que nos pesan son de verdad defectos y cuantos son solo eso que nos aparta del molde? Tenemos incorporado el balde de que ser de una determinada forma nos va a hacer triunfar, y si no cumplimos en hasta el mínimo detalle, es un problema. El sistema educativo parece una fábrica más que un lugar donde cultivar mentes; nos llenamos de medicamentos porque ser ansioso está mal y si no estamos todo el día felices (como deberíamos estarlo) algo no está funcionando.

Vivimos en la cultura de lo uniforme, cada cosa dentro de nosotros o dentro de los demás que no se adapta al modelo ideal es un problema o es tan distinta que la encasillamos dentro  de categorías bien delimitadas, o en molde de “lo diverso” para sacarnos el problema de encima.

¿Cuánto más lindo será valorar lo que tenemos de distinto? ¿O canalizar lo que nos inquieta para convertirlo en algo positivo?

Creo que cada uno tiene algo único para dar. Algo que si no lo damos nosotros nadie lo va a poder dar de la misma manera. ¿Porqué desperdiciar tanta energía queriendo ser todos iguales? ¿Porqué exigirles a los demás que sean iguales a nosotros cuando podrían dar mucho más siendo como son?

Mejor sería buscar ser auténticos, valorar a cada uno por lo que es y no esperar que la gente sea lo que no tiene que ser. Descubrir, en medio de todo, lo que de verdad nos une y los objetivos comunes para los que podemos ofrecer nuestras virtudes.

Si rascás un poco, todos somos distintos. Si rascás un poco más somos todos los mismos.

Una respuesta to “Más allá de las máscaras”

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Qué somos? | Mismo Cielo - 13 agosto, 2014

    […] en la tentación de quedamos en solo eso, la vidriera, el parecer, demostrar y no el ser. La máscara oculta a la persona o la desfigura. Nos olvidamos de la importancia genuina de una mirada, un […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: