¿En qué medimos nuestra vida?

22 Abr

Cuando una persona muy querida muere tendemos a intentar recordar todo lo que podamos de ella. Nos aferramos a la memoria como el regalo más preciado, después de todo, en nuestra humanidad limitada, es la única forma que tenemos de mantenerla viva.

Es por eso que encuentro una belleza melancólica en la muerte, no porque la quiera demasiado, sino porque me emociona la celebración de una vida que trae. No celebramos a nuestros seres queridos porque querramos endiosarlos, sino porque es la única forma que tenemos de abrazar y honrar todo lo que nos dejaron.

De vez en cuando, cuando la fragilidad de la vida se me hace presente, me pregunto que pensaría la gente de mí si me muero hoy. La necesidad de trascender que tenemos todos, y mis deseos infantiles de cambiar el mundo, me hacen pensar, en primera instancia, que dejaría poco, o por lo menos menos de lo que quisiera.

Sin embargo, cuando recuerdo a las personas que me dejaron, no pienso en actos heroicos y trascendentes, sino que pequeños gestos, momentos compartidos que podrían parecer insignificantes pero que produjeron en mí algo especial.

De esta manera entiendo, que la verdadera forma de cambiar el mundo, no es haciendo grandes discursos, saliendo en la tele, escribiendo libros o salvando mil ballenas. Son los pequeños gestos los que hacen que una vida sea digna de recordar. Todos los grandes logros que podamos o no tener son solo un agregado.

Cuando todo parece apuntar a que se valorará más lo que hagamos que cómo lo hagamos, cuesta caer en la cuenta de que cada momento que vivmos tenemos la oportunidad de cambiar algo, de hacer a quienes nos rodean un poco más felices y de convertir a cada momento del día un momento extraordinario…

♥♥♥

M.

Una respuesta to “¿En qué medimos nuestra vida?”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Al atardecer de la vida | Mismo Cielo - 11 marzo, 2015

    […] si aposté todo y perdí o si tuve el mejor golpe de suerte de mi vida. Quiero poder decir que el valor de mi vida fue mucho más allá de eso, de todos los adornos, y se midió en algo mucho más […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: