Mujeres!

27 Mar

Este marzo- como tantos otros luego de que el 8 de marzo 1911 se celebró por primera vez el Día Internacional de la Mujer- nos invita a reflexionar sobre el papel que las mujeres juegan y jugamos en la sociedad de hoy, en los derechos conseguidos y las luchas que aún hoy quedan por enfrentar.

Cuando era chica- un poco más que ahora- cayó en mis manos un libro de feminismo escrito especialmente para niñas y adolescentes. Lamentablemente no recuerdo su nombre, ni el de su autora. De lo que si me acuerdo es que el planteo de un mundo en el que la dignidad de hombres y mujeres era tomada por igual me llegó. Con 12 o 13 años me creía feminista.

Hoy en día, siento la necesidad de abrir el paraguas antes de identificarme con the F word, y no porque deje de pensar que las mujeres tienen que ser respetadas y reconocidas. Sino porque en el imaginario colectivo la palabra “feminismo” se asocia a la ideología de unas pocas, que contradice- y en ocasiones desprecia- varias de mis opciones de vida. Incluso diarios reconocidos y figuras públicas la vinculan a hordas de hembras enfurecidas levantando carteles de aborto legal y mujeres que despotrican al género masculino y tienen un sentido estético poco privilegiado. Se olvidan los valores promovidos por las primeras feministas que nada tienen que ver con el hembrismo exacerbado.

Algo que considero falta- y mucho- en el debate sobre el rol de la mujer hoy en día, es definir a que tipo de mujer estamos defendiendo. Obviamente abrir este debate se puede prestar a innumerables discusiones ideológicas sin fin, sin embargo me parece sumamente necesario. En un gran número de casos se está luchando para masculinizar a las mujeres (o por lo menos esto termina siendo el resultado), abriéndoles las puertas para ocupar roles tradicionalmente reservados para hombres, pero, a cambio haciéndolas dejar de lado su femeneidad. En este caso, sin darnos cuenta, estamos reforzando la supremacía del género masculino y silenciosamente propagando el mensaje: para ser fuerte o tener éxito hay que hacerse hombre.

La sensibilidad tradicionalmente asociada a las mujeres sigue siendo una virtud de segundo grado. La maternidad, delicadeza y ternura, considerados atributos lindos para sacar a luz en casa, en la iglesia, con amigos o en el psicólogo, pero pocas veces son vistos como deseables y constructivos para la sociedad. Se los vincula a la debilidad en vez de abrir los ojos y entender la fortaleza que implica ser mamá u ofrecer consuelo a quienes más lo necesitan.

La única forma verdadera de reivindicar a las mujeres en nuestra sociedad y en la historia es reconociendo lo valioso del “ser mujer” sin disminuir las cualidades positivas de lo masculino. Solo así, hombres y mujeres vamos a poder sacar lo mejor de cada uno y crecer social y profesionalmente sin necesidad de máscaras, miedos y presiones.

Para terminar quería dejarles una cita de María Teresa Porcile que saqué de un libro espectacular que estoy leyendo (“María Teresa Porcile, una mujer con ojos de fuego”), me parece que ilustra mejor que nada lo que quiero transmitir:

“Educar la sensibilidad, rescatar el valor de lo afectivo (ser capaces de ser afectados) y el valor de la vulnerabilidad (ser capaces de ser heridos) es tarea fundamental para afectar el rumbo de la historia y sanar tantas heridas entre los seres humanos. Muchísimas veces las pautas de ‘educación’, de ‘crecimiento’, han sido desensibilizar, ‘hacerse duro’. Allí situamos lo de ‘los hombres no lloran’, tan frecuente en la sociedad latinoamericana. Y la experiencia nos dice que ‘no lloran’ a fuerza de alcohol, de una insensibilidad creciente (embrutecimiento), que nos lleva a la violencia, a golpear o matar a sus mujeres y a sus hijos. ¿Cómo se traslada este comportamiento desde el ámbito doméstico al social, al público? Una educación que tenga en cuenta la sensibilidad ‘humana’- en la que lo femenino es parte privilegiada- es necesaria para un mundo ‘más humano'”- María Teresa Porcile


M.

Una respuesta to “Mujeres!”

  1. cegreis 29 junio, 2012 a 8:02 pm #

    Me gustó mucho el artículo y comparto todo lo que decís.
    Cecilia Soler

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: