I’m Sorry I Can’t Be Perfect

2 Oct

Confieso una cosa: sufro de perfeccionismo.

En un mundo donde la ambición es lo más valorado y la competencia es una tortura inevitable, parecería que ser perfeccionista es algo bueno. Por eso mismo, estoy segura que no soy la única de sus víctimas.

Vivímos en un delirio platónico en el que el ser humano perfecto existe en algún lugar y es el modelo que debemos seguir. Sin embargo, la única perfección que podemos alcanzar es ser la mejor versión de nosotros mismos. Cualquier otro intento es inútil, ¿que diversión tendría un mundo de personas exactamente iguales?

Sabemos la respuesta, y sin embargo, ¡Es tan difícil asimilarla!

Quiero creer que si soy exactamente como quiero ser, si hago lo que siento, la gente me va a querer.

Quiero repetirme mil veces que de nada sirven las respuestas predeterminadas. Que yo puedo. Que soy la mejor del mundo.

Cuando se trata de vivir de nada sirven los libros de autoayuda, y la racionalidad suena a chiste de mal gusto.

Personalmente, cada vez que me vienen ataques de perfeccionismo termino haciendo las cosas peor de lo que normalmente las haría. Tan excesivamente preocupada por obtener el ‘resultado perfecto’ me paralizo, no hago nada, o hago las cosas mal. Me imagino un resultado, y al no poder llegar a él, la angustia me frena a poder llegar a donde sí puedo.

Un buen antídoto contra el perfeccionismo es practicar la humildad según la entendía Santa Teresa, es decir “andar en verdad”. No esperar de nosotros más de lo que podemos dar, y no intentar ser alguien que no somos ni vamos a ser.

M.

“Be who you are and say what you feel, because those who mind don’t matter and those who matter don’t mind.” Dr Seuss

2 comentarios to “I’m Sorry I Can’t Be Perfect”

  1. Sofia Whitehead 8 octubre, 2011 a 8:31 pm #

    Michi me estoy conectando mucho con tus palabras. Que alucinante esto de los blogs. Creo que 99.9% de las personas se conectan con este post. Me incluyo. Creo que la unica conclusion que podemos sacar es ser lo mejor que somos, y no compararnos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Si te dicen que caí | Mismo Cielo - 11 noviembre, 2014

    […] en como manejar esa libertad, promoviendo un modelo de libertad que sofoca y esclaviza y un perfeccionismo enfermo. La noción de que si no hacemos las cosas de determinada manera no vamos a triunfar, o […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: