Se trata de como hacemos las cosas…

9 Jul

Quizás una de las incógnitas más grandes de cualquier jóven que esté abandonando la adolescencia sea el tema de la vocación. El ¿Que querés ser cuando seas grande? atormenta a más de uno, tanto así, que todos conocemos a varias personas que se cambiaron de carrera, y las dudas (incluso cuando se ha avanzado) escapan solo a un par de privilegiados.

Hay días en que me siento más perdida que nunca, sin embargo, mirando atrás me doy cuenta que algo aprendí, y que ante la duda el único camino es seguir adelante…

Porque la vocación se descubre sobre la marcha, y sin embargo, nunca tuvimos más claro lo que queríamos que cuándo eramos niños. El camino simplemente yace en deshacer la amnesia, y descubrir lo que el niño que todos tuvimos y tenemos nos quiere decir.

Se descubre sobre la marcha porque es única y personal. No sirven los caminos predeterminados. Las carreras universitarias, si bien pueden resultar útiles para encaminarnos o darnos herramientas, traicionan al sugerir que pueden darnos la solucion perfecta. La vocación es algo de cada uno, las palabras y categorías nunca alcanzan a definirla…

No se trata tanto solo de lo que hacemos, sino de cómo lo hacemos.

Y esta forma de hacer, tiene la costumbre de esconderse detrás de mil máscaras,  en las que la ejercemos y descubrimos.

Su indicador infalible es la felicidad. Felicidad que va más allá de una sonrisa imborrable y tiene que ver con sentirnos bien con lo que hacemos. Tener la necesidad de hacerlo más allá de cualquier tipo de cansancio o limitación.

Tengamos la vocación que tengamos, la experiencia me dice que a la hora de ejercerla nunca puede faltar el amor, hacia lo que hacemos y hacia las personas con quienes compartimos nuestro trabajo. Tampoco conviene que esté ausente la humildad. El confundir amor propio con soberbia es un error demasiado típico, y la verdad nunca llevó a nadie a algún lugar que valga la pena…

M

“Two roads diverged in a wood, and I—

I took the one less traveled by,

And that has made all the difference.”

-Robert Frost, ‘The Road Less Travelled’


3 comentarios to “Se trata de como hacemos las cosas…”

  1. Sofia Whitehead 8 octubre, 2011 a 7:27 pm #

    Michi me esta gustando muchisimo tu blog! Te felicito. Lo que acabas de escribir es tan verdad. No hay que andar cambiando de carrera mil veces tratando de encajar, porque probablemente nunca vas a encontrar la combinacion perfecta, mejor es la manera en que encaras lo que elegis. (sin duda no estoy hablando de seguir con algo que odias todos los dias de tu vida) pero la vocacion se encuentra mientras lo estas buscando, haciendo, aprendiendo, empezando y terminando, no en empezar y cambiar y dudar mil veces. Hace lo que elegis, y cuando lo haces, hacelo al 100% con amor. La vocacion llegara..

  2. Nificcionnirealidad 8 octubre, 2011 a 7:52 pm #

    Divinaa! Gracias! Me encantó tu comentario enserio, y me re alegra no ser la única que piensa esto! Hay veces que tenemos tantas personas alrededor nuestro presionándonos consciente o inconscientemente para que tomemos buenas decisiones que me cuesta estar cien por ciento convencida de que voy por el buen camino, aunque cada vez me convenzo más…
    un besoo

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿En qué medimos nuestra vida? « Ni Ficción Ni Realidad - 22 abril, 2012

    […] todo parece apuntar a que se valorará más lo que hagamos que cómo lo hagamos, cuesta caer en la cuenta de que cada momento que vivmos tenemos la oportunidad de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: