La oruga no quiere dejar de ser oruga

10 Mar

Human Buterflu

La oruga no quiere dejar de ser oruga. Sí, es verdad que una parte de ella sueña emocionadísima con ser mariposa. Pero en el fondo le aterra el cambio, ¿De qué color serán sus alas? ¿Hacia donde tendrá que volar?  Demasiadas decisiones y responsabilidad. Ni que hablar que entrar al capullo, con su oscuridad,  la impaciencia y el aburrimiento de quedarse quieta (Como si eso fuera posible…), no le tienta para nada.

Pero llega el momento de construir el capullo, la verdad, no le queda otra, ya no da para más seguir donde estaba. Sabe que tiene la opción de quedarse quieta y enfrentar una muerte sin sabor, o seguir adelante y construirlo, ¡Son tantas las que mueren por miedo a lo que vendrá! Pero ella sigue…un poco vacilante construye su capullo.

Adentro de este se sume en una constante confusión, quiere ser sincera consigo misma y crecer, pero ¿Cómo serlo en medio de tanta oscuridad? Muy a menudo no puede distinguir los colores, se asusta y llora más de lo que le gustaría. Luego de tanta tormenta encuentra claridad y siente que creció un poquito, aunque un poco después puede que vuelva la locura, se siente más fuerte para afrontarla…

Y llegará el día de tomar la gran decisión de romper el capullo o secarse dentro de él, al final los colores de sus alas no los decidió ella, se le otorgaron por añadidura, aunque puede que sus caminos le cambien un poco la tonalidad, o agregen algún que otro razguño, es todo parte del encanto…

♥♥♥
M.


 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: