¡Hola 2011!

24 Ene

Año nuevo, vida nueva. Dicen por ahí. En mi caso es más bien año nuevo, blog nuevo.

Quería cambiar un poco el encare, y capaz postear un poco más seguido (digo capaz porque no es raro que en estas cosas me gane la pereza), así que me decidí por hacer uno nuevo. Todavía estoy en proceso de dominarlo, espero que les guste.

A pesar del cambio de año sigo siendo la misma, por lo menos eso creo. Capaz un poco más (o menos) bronceada, algunas experiencias nuevas, capítulos de Gossip Girl encima (unos cuántos- estoy obsesionada!). Pero creo que sigo siendo la misma.

Igual por lo general fin de año es un momento en el nos detenemos a pensar en lo que hicimos, y queremos hacer. Revisamos si cumplimos nuestras New Year’s Resolutions, o si seguimos en la misma. No es que de un momento para el otro vamos a cambiar mágicamente, vamos a querer ser de tal o cual manera y cuándo sean las 12 el 31 de diciembre cambiemos mágicamente. La cosa no funciona así.

Pero está bueno de vez en cuándo tomarnos un tiempo para ver en qué estamos. A mi por lo general me encanta eso de hacer una listita de las cosas que quiero hacer en el año, o de las actitudes que quiero cambiar. De vez en cuándo cuento algunas por ahí, con la esperanza de que decirlas me obligue un poco a cumplir. Pero la verdad es que a principio de este año no se me ocurría nada. Me siento en una de esas etapas en las que no se que quiero. O que quiero tanto, que al final no quiero nada en concreto.

Después de darle un poco de pienso, y de un par de cosas que pasaron, me di cuenta que había una cosa que quería de verdad, solo una. Y esa cosa era simplemente, ser sincera.  Para muchos puede que esto parezca absurdo, o no demasiado importante. Pero últimamente me estoy dando cuenta de lo importantísimo que es.

Llamenme negativa o lo que quieran, pero la verdad que creo que la gente comete muchísimas faltas de sinceridad en su vida. Es un abuso. Soy la primera en incluírme. La cantidad de cosas que ocultamos (conciente o inconcientemente), por miedo al que dirán, porque no tenemos ganas de encarar las cosas, o porque creemos que nuestra vida sería mejor sin ellas es un disparate. A veces son cosas que parecen irrelevantes (pero claramente no lo son), otras cosas que son demasiado grandes como para enfrentar.

Ser sincera no quiere decir andar contando todo, o ser de esas que justifican cualquier cosa con “yo solo estoy diciendo la verdad”. Si no que es simplemente ser fiel a uno mismo. No tratar de engañar a los otros, y más que nada, de engañarnos a nosotros mismos(que es lo peor de todo).  La verdad siempre sale a la luz, y si no sale directamente, se filtra, aparece con los disfraces más extraños, o nos hace tener reacciones inesperadas, explotar, sin saber porqué. Todo lo que ocultamos (a veces de manera casi inconciente) nos pesa y se arrastra con nosotros. Nada se siente mejor que un brote de sinceridad, aunque a veces pueda traer consigo algunos momentos incómodos o extraños, creo que valen la pena.

M.

Lo Que Estoy Escuchando

Peter Bjorn and John- Young Folks

Duck Sauce- Barbara Streisand

Tito el Bambino- Perreo Intenso

Akon- Angel

Big Star- Thirteen

The Cordelier Club- Don’t Let It Go By

Guns N’ Roses- My Michelle

Carla Bruni- Quelqu’un m’a dit

Jason Derulo- The Sky’s The Limit

Una respuesta to “¡Hola 2011!”

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¡Hola 2012! « Ni Ficción Ni Realidad - 25 enero, 2012

    […] igual que el año pasado, sigo con la meta de ser más y más sincera. Puede que a esta altura esto se convierta en un […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: