Archive | enero, 2011

BE KIND.

27 Ene

Regla número uno de la vida.

Siempre que aparece en mi vida alguna persona que, con o sin razón fundada no me banco,  hago un mega-esfuerzo por tratarla con la mayor amabilidad posible. Claro está, sin estirar demasiado la sonrisa y ser falsa.

La mayoría de las veces funciona, y me doy cuenta que eso que me caía tan mal era una pavada, o una máscara que esa persona se ponía por miedo a que la traten mal. Además, la gente tiende a mostrar su mejor cara cuando la tratan bien.

Obvio que a veces no funciona, y no hay bondad que haga que una persona nos caiga bien, pero son la minoría, se pueden contar con los dedos de una sola mano, y sobran dedos..

¿Y cuándo nos golpean, seguimos siendo amables? Yo digo que sí, pero sin caer en la estupidez. Nada desconcierta y es más eficaz que una sonrisa.

M.

 

“Be Kind, for everyone you meet is fighting a harder battle” Plato

Cambiaste.

27 Ene

“Cambiaste” me dijiste. Y yo quería saltar, si seguía siendo igual. Estaba segura de eso. A pesar de eso por un segundo dudé. ¿Habrá algo de lo que no me había dado cuenta? Pero igual, con que derecho venías a decirme eso, si capaz también habías cambiado, y no eras la persona que una vez conocí…¿O sí?

La gente cambia. Dicen por ahí. Estoy segura que cambia de ropa, a veces crece, adelgaza, engorda, hay quienes cambian de corte de pelo, o de pareja. ¿Pero en el fondo cambian de verdad?

Muchas veces lo dicen como si fuese algo malo. Una especie de acusación.

Un par de veces en mi vida me lo tiraron. Patada al Ego total. Otras lo pensé, y capaz lo dije, no me acuerdo. Hay veces en que la gente nos sorprende. Nada peor que cuando personas que queremos hacen algo que nos deja con un gran WTF?! en la cabeza, y no en el buen sentido…

En el fondo creo que la gente no cambia. Algunos pensarán que soy una ingenua. Pero es algo que creo de verdad, hay algo en las personas, eso que es auténtico, que siempre sigue igual.

Tengo pruebas de esto con algunas amigas que tengo que viven en otros países que con suerte veo cada tres o cuatro años, puede que cuando nos encontremos luego de un largo rato estén distintas físicamente, o hablen de otra manera, pero en el fondo todo sigue siendo igual, es como si el tiempo no hubiera pasado.

Tampoco es que hace falta cruzar el Ecuador o tener amigos a distancia para darse cuenta de esto.

Es cierto que nuestros amigos (o nosotros mismos, seamos sinceros) pasamos por etapas, de esas de las que en un tiempo seguramente nos riamos de. Tampoco falta esa persona que nos decepciona, que hace cosas que pensábamos que nunca sería capaz de hacer. Pero no creo que sea un cambio total si no más bien una máscara.

A veces es un pedido de ayuda. O la manifestación de que algo está pasando.

Como amigos a veces toca ser pacientes, esperar a que pase. O, aunque cueste, si es necesario dar un buen sacudón, pero sin ser demasiado agresivos.

Es cierto que a veces la máscara se pega. Tanto que hasta quien la tiene se olvida de que no era losu cara de verdad. A veces los amigos se alejan. Puede que alguna que otra vez nos demos cuenta que no conocíamos a una persona tanto como creíamos. Y por mucho que no queramos tomar caminos separados es inevitable.

Sea lo que sea antes de apuntar el dedo conviene preguntarnos ¿Que está pasando?

¿Tengo un amigo que me necesita?¿Es solamente una bochornosa etapa?

Hay veces que las actitudes de la gente cambian, pero, en el fondo seguimos teniendo a esa amiga o amigo con quien podemos hablar de estupideces o contar con cuando lo necesitamos…

M.

Superficialidades No Tan Superficiales

26 Ene


“Oh, Michelle You’re SO shallow!”, me digo a mi misma de vez en cuándo haciendo eco a un post de mi blogger favorita Garance Doré. Por lo general son momentos en los que me encuentro pasando una cantidad abusiva de tiempo mirándome en el espejo, viendo ropa en las páginas de mis tiendas favoritas, ojeando revistas de moda, o en cualquier otra actividad que comúnmente cataloguemos de superficial.

Y no es que esté en contra de la moda, o de la estética en general. Todo lo contrario, creo que la estética es una parte muy importante de nuestra vida, y que cualquiera que diga que no lo es un hipócrita(tengo mis razones para pensarlo, pero hoy no viene al tema asique dejemoslo para otro momento…).

Tampoco creo que todo lo mencionado sea superficial. Más que nada creo que lo superficial no son las cosas, si no la forma en que las enfrentamos. No se si creo que exista lo netamente superficial, de lo que estoy segura es que existe la superficialidad. Que creo que es cuándo buscamos la felicidad en cosas exteriores a nosotros, nos contentamos en cosas que nos llenen de a shots, en vez de buscar la cosa en serio.

A veces nos evadimos con esos shots. Un poco de evasión nunca viene mal, el tema es cuando abusamos y se convierte en una forma de vida.

No llegué a ese extremo pero confieso que tengo mis etapas. Por lo general son momentos en los que no siento nada, y lo poco que siento lo busco afuera. Nada me convence de verdad.

En esas etapas me siento vulnerable. Estoy en una especie de limbo, todo vale igual. Las peores tentaciones se me presentan como una realidad, aunque por suerte tenga algo que me ate al suelo.

¿Será por eso que tanta gente cosas que le hacen mal? ¿Porque no tienen nada que los sostenga?

M.

Lo Que Estoy Escuchando: The Kooks- Ooh La

¡Hola 2011!

24 Ene

Año nuevo, vida nueva. Dicen por ahí. En mi caso es más bien año nuevo, blog nuevo.

Quería cambiar un poco el encare, y capaz postear un poco más seguido (digo capaz porque no es raro que en estas cosas me gane la pereza), así que me decidí por hacer uno nuevo. Todavía estoy en proceso de dominarlo, espero que les guste.

A pesar del cambio de año sigo siendo la misma, por lo menos eso creo. Capaz un poco más (o menos) bronceada, algunas experiencias nuevas, capítulos de Gossip Girl encima (unos cuántos- estoy obsesionada!). Pero creo que sigo siendo la misma.

Igual por lo general fin de año es un momento en el nos detenemos a pensar en lo que hicimos, y queremos hacer. Revisamos si cumplimos nuestras New Year’s Resolutions, o si seguimos en la misma. No es que de un momento para el otro vamos a cambiar mágicamente, vamos a querer ser de tal o cual manera y cuándo sean las 12 el 31 de diciembre cambiemos mágicamente. La cosa no funciona así.

Pero está bueno de vez en cuándo tomarnos un tiempo para ver en qué estamos. A mi por lo general me encanta eso de hacer una listita de las cosas que quiero hacer en el año, o de las actitudes que quiero cambiar. De vez en cuándo cuento algunas por ahí, con la esperanza de que decirlas me obligue un poco a cumplir. Pero la verdad es que a principio de este año no se me ocurría nada. Me siento en una de esas etapas en las que no se que quiero. O que quiero tanto, que al final no quiero nada en concreto.

Después de darle un poco de pienso, y de un par de cosas que pasaron, me di cuenta que había una cosa que quería de verdad, solo una. Y esa cosa era simplemente, ser sincera.  Para muchos puede que esto parezca absurdo, o no demasiado importante. Pero últimamente me estoy dando cuenta de lo importantísimo que es.

Llamenme negativa o lo que quieran, pero la verdad que creo que la gente comete muchísimas faltas de sinceridad en su vida. Es un abuso. Soy la primera en incluírme. La cantidad de cosas que ocultamos (conciente o inconcientemente), por miedo al que dirán, porque no tenemos ganas de encarar las cosas, o porque creemos que nuestra vida sería mejor sin ellas es un disparate. A veces son cosas que parecen irrelevantes (pero claramente no lo son), otras cosas que son demasiado grandes como para enfrentar.

Ser sincera no quiere decir andar contando todo, o ser de esas que justifican cualquier cosa con “yo solo estoy diciendo la verdad”. Si no que es simplemente ser fiel a uno mismo. No tratar de engañar a los otros, y más que nada, de engañarnos a nosotros mismos(que es lo peor de todo).  La verdad siempre sale a la luz, y si no sale directamente, se filtra, aparece con los disfraces más extraños, o nos hace tener reacciones inesperadas, explotar, sin saber porqué. Todo lo que ocultamos (a veces de manera casi inconciente) nos pesa y se arrastra con nosotros. Nada se siente mejor que un brote de sinceridad, aunque a veces pueda traer consigo algunos momentos incómodos o extraños, creo que valen la pena.

M.

Lo Que Estoy Escuchando

Peter Bjorn and John- Young Folks

Duck Sauce- Barbara Streisand

Tito el Bambino- Perreo Intenso

Akon- Angel

Big Star- Thirteen

The Cordelier Club- Don’t Let It Go By

Guns N’ Roses- My Michelle

Carla Bruni- Quelqu’un m’a dit

Jason Derulo- The Sky’s The Limit